La primavera explicada a través de sus refranes

La pasada madrugada del domingo, además de cerrar el Día del Padre, también supuso el inicio de la primavera. Comienza así una época de cambios. Las noches son cada vez más cortas, las temperaturas más amables y el campo reverdece. Es para muchos su estación favorita, ya que sin duda es de las temporadas más prolíficas de todo el año. Sobre todo en la sabiduría popular, ya que el número de refranes y citas que hacen referencia a la primavera es bastante importante. Así pues, aprovechándonos de nuestro magnífico refranero que tenemos, veremos qué nos depara la primavera este año.


No hay tiempo que no vuelva: cada año es primavera

Los pájaros cantan, las flores brotan por doquier, los días son más soleados… Por fin llega la primavera.


Quien en febrero malo esta, en marzo y abril seguirá

Si ya ha sido un invierno duro para muchos, ojo que no continúe así la cosa. No todos los refranes deben cumplirse, ¿no?


En abril aguas mil.

Un clásico de la primavera, es sin duda las lluvias en abril, un concepto que podría dar para un refranero propio.


Abril sin granizo, Dios no lo hizo

Que llueva vale, pero, ¿granizo? ¿en serio?


Abril sonriente, de frío mata a la gente

WINTER IS COMING AGAIN.


 Dijo mayo a abril; aunque te pese, me he de reír

Eeeh… Mira, nosotros este tampoco lo hemos entendido muy bien.


Ni abril sin flores, ni juventud sin amores

Flowe power everywhere.


Dame abril y mayo, y quédate con todo el año

Si es que al final la primavera es lo que tiene. Quizá llueva o haga frío, pero es primavera.


La primavera la sangre altera

Las temperaturas suben, la ropa se acorta. Vuelven los shorts, los tirantes, los vestidos y las sandalias. Tras un invierno bien tapados, el sol aprieta, los calores suben, y la vista se nubla.


¿Cómo os va de amores?: Como a mayo con sus flores; si a el le va bien, a mi también

Y es que los días oscuros y fríos ya quedaron atrás.


No hay primavera sin flores, ni veranos sin calores, ni otoño sin racimos, ni invierno sin nieves y fríos

Sí, se ve que a alguien se le ocurrió eso como refrán. Genio.


Deja un comentario